Hay pocas cosas a las que esta francesa no se atreva en el sexo. Por eso, hoy decide practicar con su follamigo sexo anal, terminando con su trasero dilatado como nunca tras los pollazos que acabó recibiendo por detrás.